Estas visitando Archivo ContraPunto

Para ir a Diario Digital ContraPunto click AQUI

Facebook RSS Twitter

Noticias de El Salvador - ContraPunto

Abril 24 / 2019

La calle: un hogar de infantes

E-mail Imprimir PDF

 

Unos 1.120 niños, niñas y adolescentes están en situación de calle sólo en San Salvador.

Por Gloria Morán

SAN SALVADOR – Él es el quinto de siete hermanos, tiene doce años y se llama Jonathan. Su rutina es la misma desde hace dos años, tiempo que tiene de no ir a la escuela: se levanta a las cuatro de la mañana, se va al mercado con su madre a vender frutas y tostadas.

Su faena termina a las siete de la noche y su pequeña casa es nada más para dormir, comparte su cama con tres de sus hermanos,  eso es así sólo cuando él decide regresar con su familia, si no se pierde entre la gente y se queda con sus “amigos” a pasar la noche.

 “A veces no llego a mi casa como por cinco días, mi mamá me regaña, pero ni modo, a veces tengo cosas que hacer”, asegura Jonathan, con una sonrisa pícara  y sin decir qué cosas son las que tiene que hacer.

Jonathan forma parte de los 1.120 niños, niñas y adolescentes en situación de calle en el gran San Salvador, estos datos según la “Investigación sobre niñez y adolescencia viviendo en situación y dependencia de calle en San Salvador”, presentada este lunes por la organización Viva Juntos por la Niñez El Salvador, la Secretaría de Inclusión Social (SIS) y otras organizaciones nacionales e internacionales.

La hermana mayor de Jonathan tiene 23 años y tiene dos hijos ya; el hermano menor, Abraham, tiene seis años y tampoco está yendo a estudiar. Es típico ver a esta familia salir a tempranas horas de la mañana y regresar tarde después de un día laboral que, quizás, no estuvo como esperaban. 

“Mire yo le ayudo a mi mamá, mis hermanos también, pero yo no gano de lo que ella vende, me rebusco, ahorro y compro cosas, ayer (sábado 8 de octubre) vendí tirro, poco le gané, pero vendí”, dice Jonathan con tono de satisfacción.

Sin embargo, su voz se quiebra cuando recuerda que él quería seguir estudiando, pero no puede porque su madre, Marta,  es el único sostén del hogar; su padre está preso desde hace dos años y medio y pocas veces, Steven, lo ha ido a visitar.

Los datos del informe

Según los resultados de la investigación, realizada desde junio 2010 hasta enero 2011, son 1.120 niños, niñas y adolescentes en situación de calle en la capital salvadoreña.

Del total 845 se encuentra en la fase II, es decir que pasan la mayoría del tiempo en la calle, pero aún tienen contacto semi-regular con su familia, Jonathan clasifica en esta etapa; y 275 en fase III, etapa donde los infantes pasa el 100 por ciento de su tiempo en las calles, son adictos a las drogas o al alcohol, se involucra en actividades ilícitas y no frecuenta a su familia.

Los encuestados fueron niños que viven en las calles y estudiantes de 21 centros escolares de San Salvador, los cuales están ubicados en las zonas de mayor vulnerabilidad social.

El estudio determinó que quienes están más propensos a ser “reclutados” por las pandillas son los niños en fase II, debido a que los que están en fase III ya consumen drogas y son más autosuficientes.

De la población encuestada 45 por ciento son niñas y 55 por ciento son niños, entre las edades de nueve a 20 años. Sin embargo, la situación de calles la viven niños y niñas entre los nueve y trece años.

“El 80 %  de los NNA (niños, niñas y adolescente) encuestados asisten a la escuela cinco días a la semana, al tiempo que pasan tiempo diario en la calle; mientras que el 20% restante la deserción puede ocurrir después de primero o sexto grado”, cita el informe.

De acuerdo con Karina Grégory, quien presentó el informe, desde hace ocho años la problemática de niños en situación de calle  se está duplicando cada dos años. “Esto nos demuestra que la situación no desaparecerá por sí sola, si no que se necesita de un esfuerzo conjunto”, aseguró.

El 52 por ciento de los niños que están viviendo en la calle tienen menos de 24 meses de haberla adoptado como su hogar.

A lo que se enfrentan

Las razones por la que los infantes deciden abandonar su hogar son variadas: el 83.2 por ciento de los infantes que han dejado su hogar ha sido por ganar dinero;  el 16.5 por ciento por que vivían en pobreza; el 3 por ciento por haber sufrido maltrato; por pasar con sus amigos el 5.8 por ciento; 1.9 por ciento por no estar cerca de su familia.

Según la investigación los niños, niñas y adolescentes que viven en la calle sufren el maltrato de otros niños en similares condiciones y de la policía. Además de sufrir enfermedades respiratorias y diarreicas de manera constante.

Para poder subsistir en las calles algunos niños, niñas y adolescentes se ven obligados a participar en actos ilícitos, a vender drogas y hasta prostituirse.

El llamado es a que veamos que este es el momento justo para atacar el problema (...) para unirnos como familia, como organizaciones civiles y gobierno para acabar con esta problemática”, dijo Ada Milca de Ayala, directora de VIVA juntos por la niñez.

Según el Ministerio de Trabajo en El Salvador son más 177 mil niños, entre cinco y 17 años, los que están trabajando en las calles, de estos 73.601 no están estudiando  y 90.905 se dedican a trabajos agrícolas.

Otros medios

Diario Cultural de El Salvador contrACultura

Portal de Audiovisuales ContraPuntoTV

Galería de Fotos ContraPuntoFoto

Archivo Digital Roque Dalton Roque Dalton